Mitos sobre Endometriosis

A lo largo de estos años he oído muchos MITOS y datos erróneos en torno a la Endometriosis por ello, desde hace algunos meses, he abierto una nueva sección los jueves en Instagram¿Qué sabes sobre Endometriosis? Pues me parece vital estar bien informada y romper con los mitos y los bulos que existen entorno a esta enfermedad BENIGNA, CRÓNICA y SIN CURA a día de hoy.

Además de parecerme tremendamente interesante compartir aquí, en mi casa, todos los MITOS que he puesto sobre la mesa en RRSS. Para ello he elaborado este video:

Mito 1: El dolor de regla es normal

Si durante la ovulación, menstruación o incluso durante ambos procesos se sufre un dolor incapacitante que te impide realizar las tareas de tu vida cotidiana como hacer educación física en el instituto, ir al trabajo o a comprar al supermercado NO ES NORMAL. Nuestro cuerpo se comunica con nosotras a través de estímulos como sería en este caso el dolor. Este dolor del que hablo no cede tras un ibuprofeno. Y por lo tanto, en este caso, el dolor de regla sería un síntoma que indica que algo no marcha del todo bien en nuestro ciclo menstrual ya sea porque existe un simple desajuste hormonal o porque hay una patología, como bien puede ser la endometriosis. Pero, no, no siempre que existe dismenorrea hay endometriosis.

Mito 2: La Histerectomía cura la Endometriosis

Partimos de la base que la Endometriosis es una enfermedad crónica y sin cura por lo tanto, a priori, una cirugía mayor no tiene por qué ser sinónimo de sanación ya que... no tiene cura. Sin embargo al extirpar los ovarios se reduce la producción natural de estrógenos en nuestro organismo -los estrógenos son las hormonas que alimentan a la enfermedad principalmente- por lo tanto con la histerectomía, ya sea total o parcial, se busca que la endometriosis quede "dormida", sin actividad y que así los focos microscópicos que pudieran quedar se terminen degenerando al no tener carga estrogénica natural.

Mito 3: El Embarazo cura la Endometriosis

Como menciono en el punto anterior NO hay CURA por lo tanto un embarazo tampoco hará sanar a la mujer enferma. Sin embargo durante el tiempo de gestación la actividad ovárica de la mujer se detiene y por ello la endometriosis se pone en pausa produciendo alivio de la sintomatología. Una vez que la mujer de a luz y llegue la primera menstruación, en el postparto, posiblemente los síntomas de la endometriosis reaparecerán y con ellos el avance de la misma.

Mito 4: El sobre peso produce Endometriosis

Los estudios han demostrado que las mujeres obesas tienen altos niveles de estrógenos debido a que el tejido graso subcutáneo también produce esta hormona. No obstante, a día de hoy, el origen de la endometriosis sigue sin estar claro: predisposición genética, altos niveles de estrógenos, destructores endocrinos... muchas son las teorías en las que algunos investigadores comienzan a desarrollar estudios para un diagnóstico precoz de la endometriosis, mientras no se puede dar por cierta esta afirmación.

Mito 5: La Endometriosis es una infección

NO, tajantemente NO. La infección en el endometrio se denomina endometritis -es una infección en el útero que puede deberse a clamidia, gonorrea, tuberculosis o a una combinación de bacterias vaginales normales. También es más común después del trabajo de parto prolongado o una cesárea- y no debe confundirse con la endometriosis. 

Mito 6: La Endometriosis es Maligna

La Endometriosis es una enfermedad benigna que no se vuelve maligna (en medicina el término maligno se emplea única y exclusivamente para el cáncer). Si bien es cierto que encontramos similitudes entre ambas enfermedades como por ejemplo la implantación de endometrio ectópico en lugares tan lejanos a su lugar anatómico de origen o, incluso, llegando a reproducirse tras una cirugía por escisión. [fuente Dr. Carmona. Libro "Endometriosis"].

Mito 7: La Endometriosis se sufre a partir de los 30 años

En la actualidad es una enfermedad de ORIGEN DESCONOCIDO que afecta a la mujer en edad fértil. Por ello puede aparecer en cualquier etapa de la vida cíclica de la mujer siendo vital un diagnóstico precoz pues en la actualidad el diagnostico tarda en llegar una media de 10 años.

Mito 8: La Menopausia cura la Endometriosis

A estas alturas ya deberíamos tener claro que NO HAY CURA pero se sigue diciendo y pensando que en el momento que la mujer cesa su actividad ovárica, ya sea de forma natural o asistida, la endometriosis cede, desaparece, se cura. Como he explicado en otros mitos puede que la endometriosis se pause pero no implica obligatoriamente sanación. Hay muchas mujeres que al alcanzar la menopausia mejoran notablemente pero hay otras tantas que no.


En conclusión, no debemos perder de vista el hecho probado de que cada mujer es un ser único y lo que necesita la población afectada por la endometriosis es más ciencia, más investigación. Hay que acabar con los mitos sobre endometriosis y avanzar hacia una solución definitiva que realmente cure la enfermedad. 

Tengo la esperanza de que se llegue a ofrecer algo más que cuidados paliativos a las afectadas.

Mientras, desde mi rinconcito al otro lado de la pantalla, seguiré dando difusión, divulgación y voz a la endometriosis; y aprovecho para apuntar que muchos de estos mitos aquí expuestos se rompen con la ciencia que puedes encontrar en la sección información de este mismo blog.




Comentarios

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a la newsletter para recibir todas las novedades.