Óvulos de Diazepam

El mes de noviembre entré en aquella consulta cargada de ilusión pero salí sin ninguna esperanza de mejorar mi dolor pélvico crónico. Los meses pasaron sin que me llamaran para iniciar fisioterapia y en febrero, en aquella misma consulta, la perspectiva cambió.

Salí de ella con una receta manuscrita y una nueva aventura por delante, que no me esperaba vivir. 

Mi vida es una "tragicomedia" propia de un reality en prime time.

Tenía entre mis manos mi primera receta con la prescripción de una fórmula magistral (es el medicamento preparado por el farmacéutico para un paciente individualizado para cumplimentar una prescripción médica) y tenía que encontrar una farmacia que la formulara. 

En Santander existen varias farmacias que disponen de laboratorio, propio, para elaborar fórmulas magistrales, eso lo sé hoy, en febrero de 2021 sólo era consciente de la existencia de dos.

Acudí, feliz, con ilusión y receta en la mano a la primera de las farmacias de mi corta lista en donde me informaron que ellos formulaban fármacos más sencillos y, me invitaron a probar suerte en la opción 2.

Óvulos de Diazepam

Llovía intensamente, el paraguas apenas cumplia su función y con un dolor semejante al de permanecer 100 horas seguidas compitiendo por el maillot à pois rouges, llegué a la farmacia 2 en donde me aseguraron que ellos eran los mayores formuladores de toda Santander, que existía un problema en toda Cantabria de stock de algunos de los excipientes y/o fármaco de mi receta, pero que ellos sí elaboraban Óvulos de Diazepam. 

Su argumentación de por qué no me podían elaborar mi fármaco parecía, y digo parecía, no tener mala fé y por tanto le creí. Pese a todo me quedé muy preocupada, frustrada e inquieta, así que acordé con la farmacéutica en volver a pasarme en unos días para interesarme por el stock y el futuro de mis óvulos.

Mi fisioterapia de suelo pélvico ya se había iniciado por lo que aproveché la visita de los lunes al hospital para trasladar la mala noticia a mi Doctora Rehabilitadora, quien me dijo, "cambia de farmacia" pues me aseguró que ella tenía muchas pacientes a las que les había recetado los óvulos y los habían conseguido sin problema.

Melodrama modo ON

¿Era posible que la Farmacia 2 me estuviera dando gato por liebre? No daba crédito a que pudiera existir tal falta de profesionalidad así que... usé el comodín de la llamada y le pedí ayuda a una amiga pues su marido trabaja en el sector farmacéutico.

Parecía que no era del todo "descabellado" el argumento de "no hay stock" pues, al parecer, los almacenes se quedan a veces sin fármacos y/o medicamentos (en seguida recordé lo que me pasó tras la cirugía de 2019 con el Boltin y la falta de stock en las farmacias) pero, por si acaso, me dió el nombre de la Farmacia 3, para que fuera a preguntar (yo seguía teniendo en mi poder la receta).

En esa nueva farmacia me dijeron que llevaban casi 15 años elaborando fórmulas magistrales y que ¡jamás! habían elaborado óvulos de diazepam por lo que le parecía, más rápido y beneficioso para mí, esperar a que le llegaran los ingredientes a la Farmacia 2 que empezar a formular ella por primera vez.

Con esta información, regresé a la Farmacia 2 en donde me atendió una persona distinta a la de la primera vez. En esta ocasión que me indicó que en 1 mes llegaba el producto necesario para formular.

¡Un mes! Me parecía demasiado tiempo. El tratamiento estaba prescrito para tres meses, pues estaba pensado para que lo probara de forma combinada con la fisioterapia y, al finalizar mis 10 sesiones, volver a consulta con la médico rehabilitadora y poder valorar la eficacia de ellos en mí.

Bueno... si tenía que ser así... si no había componentes....

La verdad es que no fuí capaz de esperar ese "mes extra" y un día que pasaba por la puerta entré a preguntar, pues siempre llevaba mi receta conmigo. En esta ocasión me atendió la dueña. Me confundió con otra clienta al preguntarle por los óvulos de diazepam pues, que mala suerte, había pendido a una farmacia de Madrid óvulos con ese fármaco para una chica, que no era yo está claro, porque (agarrate) ellos ¡NO FORMULAN ÓVULOS DE DIAZEPAM!

Me quedé en shock. Me habían estado vacilando durante casi 1 mes. ¿No habían podido ser honestos y decirme que no los hacían desde el principio? Pero, tal vez, lo que más me inquietó era ¿por qué a otra mujer se los pedían a Madrid y a mi me dejaban tirada?

Ante tal injusticia, recordé, que la Asociación de afectadas de Endometriosis, EndoEuskadi, siempre me había dado respuesta a mis dudas (recordarás que mi endometriosis profunda la llevan en el Hospital de Cruces, País Vasco) y, ya que somos vecinas de Comunidad Autónoma, me animé a preguntarles si conocían alguna farmacia formuladora. 

En honor a la verdad es cierto que pensé que me darían el nombre de alguna farmacia, lo más cercana, en Getxo, pero me dieron una lista de tres que estaban en Santander. (¡toma detallazo!) Y así descubrí LA FARMACIA.

LA FARMACIA está lejos de mi domicilio por lo que me animé a preguntar por teléfono si eran formuladores, para no ir en balde hasta allí. Amablemente me indicaron que sí lo eran y que tenían que ver cómo era la fórmula de los óvulos de diazepam para poder decirme si los podían hacer, pues hasta el momento no los habían realizado.

Parecía que me encontraba en un callejón sin salida, LA FARMACIA estaba en la misma situación que la Farmacia 3, con la gran salvedad de que iban a estudiar la viabilidad de elaborarlos.

Así que, a la mañana siguiente, mientras llevaba a mi hijo a urgencias pediátricas del hospital, porque se había roto la clavícula en una caída en el colegio, me llamó la farmacéutica de LA FARMACIA para decirme que SI me podía hacer los óvulos.

Ahora me enfrentaba al tiempo, al tiempo de espera, al tiempo de incertidumbre, al tiempo en mi contra. 

Tras 2 meses, desde el inicio de búsqueda de farmacia, hoy puedo decir que tengo "óvulos" de diazepam. Pero que mis óvulos no son óvulos. Y esto me ha tenido un fin de semana entero llorando, sin dormir y muy, muy, preocupada.

La farmacéutica tuvo que comprar los excipientes, el fármaco, una máquina para hacer óvulos, traducir del inglés la fórmula magistral y pedir permisos a sanidad para poder manejar el Diazepam (benzodiazepina), según lo que ella misma me explicó por teléfono.

Además, debió sufrir algún retraso en el suministro de excipientes pues en la semana 3 de elaboración, habiéndole entregado ya mi receta manuscrita, y habiéndose comprometido a entregarme el fármaco, no recibí ninguna llamada.

Por lo que, pasada esa semana, presa de mi preocupación y de la presión de la fisioterapeuta por iniciar ¡ya! el tratamiento, le envié un mensaje solicitando información sobre mis óvulos y haciendo hincapié en que si aún no los tenía me devolviera la receta, pues yo tenía que recibir el tratamiento sin más demora. 

La casualidad del destino, hizo, que la farmacéutica respondiera a ese mensaje con "ya los tengo preparados, estaba esperando a encontrar unos aplicadores" ¿aplicadores para los óvulos? 

Durante toda mi vida menstrual he usado óvulos, por candidiasis vaginal, y jamás los he colocado con aplicador.

Pues bien, creo que ha llegado el momento de que eches un vistazo a esta presentación, de la que comparto parte a continuación, para que se entienda el desenlace de la "tragicomedia" de mi vida:

Óvulos

Los Óvulos son preparaciones sólidas unidosis. Presentan formas variables, aunque generalmente ovoides. Su volumen y consistencia están adaptadas a la administración por vía vaginal. Contienen uno o más p.a. dispersos o disueltos en una base apropiada que puede ser soluble o dispersable en agua o puede fundirse a la temperatura corporal.

  • Deben fluidificarse o fundirse a temperatura corporal
  • Peso: 5 to 15 g 
  • Efecto local (antibióticos, antiinflamatorios, espermicidas, anestésicos locales …)  
  • No son muy apreciados (gran tamaño, producen alta cantidad de líquido tras la administración)  
Excipientes: Los mismos que los supositorios. Mezclas de glicerogelatina, PEGs, manteca de cacao 

Comprimidos Vaginales

Son preparaciones sólidas unidosis. Se ajustan, en general, a las definiciones de comprimidos no recubiertos o peliculares. 
  • Peso: 0,5-3 g o Administración al acostarse 
  • Diferentes formas: ovoide, elíptica, esférica,... Ventajas (más utilizados que los óvulos) 
  • Menor arrastre al exterior 
  • Mayor duración efecto
  • Administración cómoda e higiénica
Excipientes formulación similar a comprimidos bucales o sublinguales

Sí amiga, sí, NO ME HIZO ÓVULOS porque consideró que 12gr era demasiado, porque consideró que el tamaño del óvulo era demasiado grande (lo asemejó con una pelota de ping-pong) y que era mejor hacer SUPOSITORIOS VAGINALES.

Si bien es cierto que la indicación puede ser la misma que la de los óvulos: 
  • dolor crónico área vulvar
  • dolor pélvico crónico
  • fuerte y frecuente necesidad de orinar
  • incontinencia urinaria
  • relaciones sexuales dolorosas
  • estreñimiento
  • ciclo menstrual doloroso
LA ABSORCIÓN NO ES LA MISMA, ni la duración del fármaco en el cuerpo, ni la acción del fármaco en la vagina y un largo etc de detalles importantes que no son lo mismo entre supositorios y/o comprimidos vaginales y óvulos.

No obstante, tras consultar con mi fisioterapeuta, enseñándole imágenes de todo lo que la farmacéutica me había dado, me dijo que, quiere entender, que lo único que ha modificado es la forma en sí del medicamento (la prescripción) y que tanto los gramos de Diazepam, como el tipo de excipientes, sellados y demás temas de elaboración son los del óvulo, es decir, que ha hecho óvulos con molde de supositorios. De no ser así, estoy perdiendo el tiempo, la salud y el dinero.

El disgusto que me llevé al ver que no tenía óvulos, aquel fin de semana, hizo que me pusiera en contacto con medio colegio de farmacéuticos en Twitter y TODOS coinciden en lo mismo, en la falta de profesionalidad por modificar la prescripción de una fórmula magistral, sobre todo, sin consultar previamente con la paciente.

Honestamente creo que mi mensaje de aquél viernes le descolocó y que ella no había formulado aún nada. Que tenía los ingredientes pero posiblemente no le había llegado la máquina para hacer óvulos, ni tenía como envasarlos de forma individual, y, en vez de ser sincera y contarme le verdad, me hizo esta chapucilla para salir del paso y que yo no le "agobiara" más. 

Cuando recogí el encargo, intentó hacerme responsable de una culpa que no es mía, tengo derecho a exigir saber qué pasa con un medicamento por el que espero hace meses y que es necesario para mi salud y bienestar, por lo que, cuando se terminen estos 25 ejemplares, que sí estoy utilizando, volveré a  LA FARMACIA para mantener una conversación, tranquila y sincera con la farmacéutica.

En la salud de una persona juegan un papel decisivo muchos factores, no solo la propia voluntad y esfuerzo del paciente por estar bien. No sirve de nada que me esfuerce si luego todo son trabas y zancadillas en donde no debiera haberlas.

Tal como conté en un video en instagram estoy enormemente agradecida a LA FARMACIA porque sin ser su clienta, con una simple llamada de teléfono, enseguida se interesaron por prestarme ayuda con la fórmula magistral, con mi medicamento, pero también quiero que se sepa que cuando una fórmula magistral se prescribe en forma óvulo es porque tiene que ser óvulo, y no supositorio, aunque este sea de 12gr y se considere, por quien lo elabora, que es muy grande para suministrarlo por vía vaginal.






Comentarios